COMO DOCENTES… ¿CÓMO PODEMOS ADAPTAR LAS CONDICIONES DEL AULA PARA NUESTRO ALUMNADO TDAH?

  1. SITÚE AL ALUMNO/A EN PRIMERA FILA DEL AULA, lejos de las ventanas u otros elementos que puedan llamar su atención.
  2. ASEGURAR LA COMPRENSIÓN de las explicaciones o instrucciones para realizar las tareas. Por ejemplo; cuando efectúe la explicación al grupo clase, procure emplear frases cortas, repitiendo varias veces los aspectos fundamentales de la exposición.
  3. ESTABLEZCA FRECUENTEMENTE CONTACTO VISUAL con el/la alumno/a, dirigiéndose al mismo, solicitándole que repita lo que ha entendido de la explicación.
  4. PERMITE AL ALUMNO HIPERACTIVO QUE REALICE ALGÚN DESPLAZAMIENTO por el aula a intervalos periódicos. Hay que tener en cuenta que a ellos les resulta muy costoso permanecer sentado y en silencio. Sería productivo Podemos nombrarlo como “ayudante de clase” y encargarle tareas que favorezcan su movilidad en el aula.
  5. ADAPTE EL TIEMPO DE LAS TAREAS EN EL AULA. Somos conscientes de que el alumno TDAH de tipo inatento es más lento en la ejecución, tanto de tareas cognitivas como motrices, por lo que necesitará más tiempo que los demás compañeros para realizar las mismas tareas.
  6. ANTICIPA ESTRATEGIAS ATENCIONALES PARA REALIZAR LAS TAREAS. Por ejemplo: “fíjate que lo que tienes que hacer es…” “y lo debes de hacer de este modo…” “presta atención en…”.
  7. PRIORICE LOS OBJETIVOS FUNDAMENTALES PARA ADQUIRIR APRENDIZAJES POSTERIORES. A los alumnos con Déficit de Atención, les resulta costoso aprender y consolidar los conocimientos, por lo que se ha de priorizar los objetivos más generales y prioritarios antes de pasar a otros de carácter secundario.
  8. DESGLOSE LOS OBJETIVOS EN METAS INTERMEDIAS. Reduzca la complejidad de un objetivo, dividiéndolo en partes. Esto es especialmente útil para alumnos inatentos y para hiperactivos por el tiempo que requiere de mantenimientos de la atención.
  9. REALICE UNA EVALUACION DIFERENTE PARA LOS ALUMNOS CON DEFICIT DE ATENCION. Tenga en cuenta que la fatiga atencional del alumno hiperactivo es más corta que la del no-hiperactivo, por lo que el tiempo de evaluación no debe superar los 30 minutos.

David Aceituno Muga. Orientador Educativo. Especialista en Trastornos del Neurodesarrollo.